Derecho

Estudia derecho y administración

Abogada trabajando en una computadora

El derecho y administración viven un momento de transformación gracias a la incorporación de herramientas tecnológicas, no sólo para el desarrollo de negocios, también para integrarse en sectores de innovación tecnológica y que necesitan un marco ético-legal para su desarrollo, aplicación e investigación.

Las áreas de estudio en derecho ahora contemplan herramientas innovadoras en los procesos de trabajo y un análisis de las nuevas prácticas digitales. Un reporte de Open Text y Thomson Reuters mostró que la mayoría de líderes en la industria legal consideran que el análisis de datos, junto a otras herramientas digitales, son esenciales para gestionar los costos de las empresas legales.

Prueba de ello es la mutación de los programas formativos que, para mantenerse a la vanguardia, deben abordar el derecho desde distintas perspectivas.

Ver oferta educativa

Los profesionales tienen que actualizarse en estos temas a través de especialidades en línea o cursos de derecho que les permitan aplicar los nuevos conocimientos en su campo laboral.

En esta guía sobre la relación entre derecho, administración y tecnología podrás encontrar los siguientes temas:

El derecho en la era de la transformación digital

En México se realizan cerca de 13 crímenes digitales por cada millón de habitantes y es uno de los diez países, en todo el mundo*, con mayor incidencia de criminalidad digital. Tan sólo esta cifra muestra la importancia del derecho en un momento en el que las interacciones digitales son tan cotidianas e implican el intercambio de información sensible a través de varias plataformas. A continuación, revisaremos algunos de los campos más importantes:

Teletrabajo o home office

Aunque el trabajo remoto, híbrido y home office ya se implementaban en México desde hace varios años, tuvo un crecimiento acelerado durante la pandemia lo que exigió una reforma en la Ley Federal de Trabajo para transparentar y determinar las responsabilidades/derechos tanto de los trabajadores como de los empleadores. Algunos aspectos esenciales de esta nueva ley contemplan**:

  • El marco legal del teletrabajo queda establecido en el artículo 311, capítulo XII BIS de la Ley Federal de Trabajo
  • Se considera teletrabajo a las relaciones laborales que se desarrollen el 40% del tiempo en el domicilio del empleado
  • Los trabajadores en esta modalidad deben estar inscritos, por la parte patronal, en el Instituto Mexicano del Seguro Social
  • Se deben definir horarios establecidos y que no sobrepasen los límites establecidos por la ley
  • Los trabajadores tienen derecho a no responder a llamadas, correos electrónicos o encargos solicitados fuera de sus horas laborales
  • El patrón debe proporcionar los instrumentos de trabajo y pagar los costos proporcionales de electricidad e internet
  • Las condiciones de seguridad y salud para el teletrabajo quedan establecidas por la NOM 037

*Fuente: “México está entre los 10 países con más cibercrímenes en el mundo”, Isabella Cota, El País

**Fuente: “12 claves de la nueva ley de home office”, Blanca Juárez, El Economista

Responsabilidad y uso ético de las IA

Es un hecho que la Inteligencia Artificial transformará diversos procesos laborales y puede generar múltiples beneficios para los trabajadores: desde mejorar la rapidez de su trabajo como perfeccionar los resultados que este produce, sin embargo, es importante considerar que esta herramienta debe estar regulada tanto en su desarrollo y aplicación para evitar la vulneración de información sensible o la violación de los derechos laborales de los profesionales.

La integración de un marco legal para el uso de las IA contempla los siguientes aspectos:

  • Obligaciones y directrices para regular su aplicación.
  • Identificar los riesgos en una escala de riesgo mínimo a riesgo inaceptable.
  • Evaluarías metodologías para desarrollar inteligencia artificial.
  • Reglamentación para la protección de datos e información sensible.

La Comisión Europea ha impulsado el desarrollo de una normativa de las IA con la intención de aprovechar los beneficios de estas nuevas tecnologías sin descuidar el monitoreo a resultados poco favorables, sobre todo si tomamos en cuenta su integración en prácticas sensibles como los procesos médicos o el análisis de bases de datos.

La propuesta, es que el derecho y administración puedan establecer una normativa para transparentar la manera en que se crean los algoritmos, las acciones que se deben tomar en caso de que generen conflictos o perjuicios.

Protección de datos y privacidad

Gracias a las plataformas digitales podemos realizar diversas actividades que facilitan nuestras actividades: desde estudiar hasta comprar la despensa. Esta accesibilidad también ha llegado a espacios de impartición de justicia, por ejemplo, que un periodista pueda acceder a documentos de transparencia al investigar a un caso de corrupción.

Sin embargo, todas estas actividades consideran el intercambio de información sensible y si bien hay un derecho primario a ella, no debe vulnerar la intimidad ni los datos privados de las personas, aun cuando se trate de un proceso legal.

En este sentido, el derecho permite regular no sólo el acceso, también la difusión y procesamiento de datos tomando en cuenta aspectos como el consentimiento, la finalidad, la responsabilidad y la legalidad.

La relación entre el derecho y administración

Hasta ahora hemos revisado nuevas áreas en las que el derecho se ha ido incorporando. Sin embargo, hay una relación que se mantiene y es esencial para desarrollo de cualquier industria: la administración y las herramientas legales para la gestión de empresas.

El derecho y administración permiten aplicar, monitorear y desarrollar las normas y regulaciones que rigen el intercambio comercial, así como los derechos laborales de los colaboradores. También implica el cumplimiento de los contratos, obligaciones fiscales, reglamentos de responsabilidad civil y todos los requerimientos que establezca la ley.

Esta relación, a grandes rasgos, se desarrolla de la siguiente manera: el departamento legal establece y vigila el marco legal que se debe aplicar según la naturaleza de la organización, mientras que la administración ejecuta los procesos tomando en cuenta la normativa indicada. En caso de que generarse algún conflicto o situación a resolver, el derecho se encargar de conciliar, investigar y resolver la controversia que haya surgido.

Algunas actividades que competen al derecho y administración en una empresa son:

  • Elaboración de los contratos laborales o comerciales
  • Monitoreo de las políticas laborales y administrativas de la empresa
  • Cumplimiento de las normativas y obligaciones fiscales
  • Protección de la propiedad intelectual y los datos personales
  • Gestión de los procesos para el crecimiento empresarial
  • Administración de los recursos financieros y de inversión

¿Estudiar diplomados o cursos de derecho?

Al terminar una licenciatura en derecho y administración, una buena opción para el crecimiento profesional es la formación continua a través de diplomados, maestrías en línea o cursos que aborden los temas en tendencias o para especializarse en alguna rama del derecho.

En Anáhuac online existe una maestría en línea que combina estas dos ramas:

Ver maestría

Si bien, un curso y un diplomado son metodologías de aprendizaje similares, lo cierto es que tienen diferenciadores y beneficios diversos. Revisemos algunas de los más importantes:

Diplomado Curso
Proporciona conocimiento actualizado y especializado en alguna área del derecho Generalmente aborda aspectos generales sobre un tema
Al egresar se obtiene una certificación o constancia con valor curricular La obtención de una constancia dependerá mucho de quiénes son los convocantes
Tienen el respaldo de una institución académica o una organización reconocida en el sector Como se pueden dar en el sector formal e informal, es importante revisar quién lo imparte
La duración (7 meses aproximadamente) permite profundizar en los temas Suelen ser más cortos y por eso abordan conceptos generales
Abordan áreas en tendencia por lo que pueden ser una opción de actualización para profesionales El enfoque suele ser muy diverso, desde estudiar temas básicos o la especialización
La interacción permite la construcción de networking con los docentes y los compañeros A veces no hay posibilidad de crear networking porque el tiempo de convivencia es menor

En México, los diplomados de derecho tienen un valor curricular significativo, sobre todo ante un mercado laboral sumamente competitivo, con un amplio crecimiento en el sector digital y que favorece a los profesionales que buscan actualizar sus conocimientos. Esto es un factor fundamental si consideramos que los marcos legales no son estáticos y cada tanto tienen reformas, por lo tanto, es obligatorio que un abogado mantenga su práctica profesional al mismo tiempo que adquiere nuevos conocimientos.

Conocer diplomados

Especíalizate en Derecho y Administración con Anáhuac Online

Los diplomados online de Anáhuac Online están diseñados para impulsar el perfil de los profesionales con herramientas y conocimientos para que puedan acceder a puestos de alto nivel

Según datos de Glassdoor, un abogado en México puede ganar, en promedio, 60 mil pesos al mes, sobre todo si tiene habilidades para responder a las necesidades de la transformación digital y pueda gestionar el marco legal de la ciberseguridad, protección de datos, transparencia, derechos laborales de la mujer, entre otros.

Explora nuestros programas de Derecho

Artículos recomendados

Solicita información
Solicita información